Historias increíbles y maravillosas. De mil colores y mil sabores.

Risas, sonrisas y gemidos… ojos como platos recién lamidos. Cuentos que riman y que no, y que van a su bola. Cuentos que arrastran como una gran ola. Cuentos para bichos, para la familia, y otros animales.